Historia del CEM

Los Misioneros Don y Ruth Luttrell:
Donald y Ruth 1952
Don y Ruth llegan para una campaña evangelística en 1952

Para principios de la década de los 50, el matrimonio de misioneros Don y Ruth Luttrell se mudaron a Vieques, Puerto Rico, con la visión de alcanzar almas para Cristo mediante la divulgación de Su Evangelio y de la Palabra de Dios. Don, médico y piloto misionero, viajaba junto a Ruth en un pequeño aeroplano, promulgando el Evangelio en su visita a miles de personas de uno y otro lado en la zona del Caribe. Su espíritu de servicio movió a Ruth a dirigir una clínica pública en Vieques, mientras Don hizo lo propio como Capellán Interino para la Marina de los Estados Unidos, en el Campamento García. El tiempo pasó, pero una inquietud interior de seguir conquistando personas para Cristo, llevó a ambos misioneros a diseñar un programa de discipulado y de seguimiento en la enseñanza de la Palabra de Dios.

La Escuela Bíblica de Caribe (BCS)
Don y Ruth en Tortola
Don and Ruth haciendo labores misioneros en la isla de Tortola (los años 1960).

De esa inquietud, surgió en el 1953 la Escuela Bíblica por Correspondencia del Caribe. Allí el doctor Luttrell y un equipo de misioneros comenzaron la redacción de lecciones bíblicas diseñadas para introducir a los estudiantes al conocimiento autodidáctico de la Palabra de Dios en un formato de preguntas y respuestas tipo “llena blancos”. Las lecciones fueron diseñadas para su uso con la Biblia, como recurso indispensable en el proceso de aprendizaje; de modo que el estudiante pudiera sentirse cómodo con ella, aprender su contenido, su formato; y el libro en su totalidad. En un principio, lo que fue una herramienta de aprendizaje bíblico a distribuir en las correrías y visitas de los Luttrell, a grupos e iglesias; se convirtió en un recurso de enseñanza y ministración de la Palabra de Dios.

Calvary Evangelistic Mission, Inc.
Dr. Luttrell served as base chaplain at Camp García Marine Base on Vieques. He was a tough, but popular spiritual father to many. (Detail of photo from 1960, Vieques)

Ya para el 1955, la escuela bíblica de Vieques tomó forma y se convirtió en la Misión Evangelística del Calvario (CEM, por sus siglas en inglés), incorporado en Puerto Rico como una organización sin fines de lucro, religiosa y como un ministerio fundamentalmente educativo. La Misión es interdenominacional y basa su estudio en las Sagradas Escrituras. Está cimentada en la libertad existente en el Cuerpo de Cristo y en los aspectos esenciales de nuestra fe, pero difiere respetuosamente de vertientes contrarias a lo anterior. La Misión cree firmemente que la manera de demostrar nuestra fe al mundo es trabajando en conjunto con cada aspecto de la Iglesia Universal. CEM ha sido fundada como una misión de fe, anclada en la evangelización bíblica de la Palabra de Dios.

La Misión Evangelística del Calvario (CEM, por sus siglas en inglés) surge con el propósito de glorificar a Dios junto a la Iglesia Universal; y cumplir con la Gran Comisión que Jesucristo encomendó en Mateo 28:18-19. La Misión, históricamente centrada para servir en la región del Caribe, basa su encomienda en lo que anuncia 2 Timoteo 2:2. De ahí el reto de la Misión: adiestrar y motivar a otros a recibir y servir a Jesucristo. A través de la estación de radio, la Escuela Bíblica por Correspondencia, y la divulgación de materiales, la Misión persigue llevar a Cristo a los hogares, las iglesias, las comunidades y al mundo entero.
Don Luttrell sirvió como el primer Presidente de la Misión. Luego de su deceso en el 1987, su esposa Ruth se hizo cargo de la presidencia hasta el 2005. Más tarde, su hija Janet asumió el cargo hasta el día de hoy.
Conforme Dios continuó expandiendo Su obra en Vieques, era evidente que las visitas y estudios bíblicos estaban teniendo su efecto, con más intensidad que nunca antes. No obstante, Don entendía que tomaría mucho tiempo llegar a todo El Caribe con tan sólo visitas y estudios bíblicos. Fue cuando el equipo de trabajo comenzó a orar y a buscar el rostro de Dios, para que fuese Él Quien marcara la dirección a tomar.

La Cadena Radial La Roca

Don y Ruth están clasificando la carga del programa diario de cintas de carrete a carrete. Esta era una tarea diaria de varias horas.(1972)
Un día, mientras Don caminaba con un “Pescador”, notó que el hombre se esforzaba por sintonizar el informe del tiempo en un pequeño radio que funcionaba con baterías. Inmediatamente, Don entendió el mensaje: ¡No existían estaciones de radio cristianas a tiempo completo en ningún área del Caribe! El suceso encendió la visión para lo que hoy es WIVV, en Vieques; la primera estación radio cristiana en el Caribe que fue al aire por vez primera en el 1956.

Dios continuó expandiendo el ministerio radial CEM. Tanto así que para el 1980, la Misión compró WBMJ, en San Juan, Puerto Rico; lo que en la actualidad se conoce como La Cadena Radial La Roca y el ministerio radial CEM, con sede en la Avenida Ponce de León, en Santurce.

Hoy

Don and Ruth in the old WIVV studio.
Don y Ruth hablando en la radio desde las antiguas instalaciones WIVV en Vieques. El estudio en Vieques se ha trasladado a un moderno cobertizo de acero en la misma propiedad. Hoy en día la mayor parte de la programación de la red se origina en San Juan.

Hoy, CEM y la Cadena Radial la Roca, enfrentan los nuevos retos y oportunidades que significa servirle a Dios en pleno siglo 21. Por su parte, la Escuela Bíblica por Correspondencia se ha expandido hasta alcanzar al mundo entero; con escuelas satélites en lugares tan distantes como Bolivia y Burma. Es una satisfacción grande que Dios nos ha regalado al poder enseñar y llegar a estudiantes en hogares, hospitales, cárceles e iglesias. En el proceso, seguimos clamando a Dios para que, conforme a Su voluntad, abra las oportunidades para cubrir al resto de Puerto Rico y El Caribe. De igual manera, la cadena radial está actualizando su sitio en Internet www.therockradio.org, lo que nos ha permitido añadir al sitio la plataforma en español; de forma tal que nuestros oyentes hispanoparlantes también reciban la Palabra de Dios en ese idioma.

Muchas gracias por su interés en este ministerio. Sus oraciones y apoyo financiero nos motivan a mantener la visión que nos mantiene trabajando en la Misión CEM. Según vamos cumpliendo el privilegio que nos concedieron aquellos que nos precedieron en esta obra, le pedimos a nuestro Dios que continúe expandiendo Su Obra en la Misión CEM, conforme a su propósito. ¡¡Ayúdenos a lograrlo!!
Dios le bendiga.